El Sueño

Es en 1962 cuando se levanta por primera vez la cortina de El Farolito® Altata y así comienza la realización de un sueño. Don Alfonso I. Coindreau logra, con grandes esfuerzos, formar un equipo en el que se trabaja principalmente la elaboración de tacos al carbón, concepto que en aquel momento representó mucho más que la especialidad y particularidad del lugar. Don Alfonso nunca se imaginó que, al mismo tiempo, era el precursor de un estilo de preparación que posteriormente fué adoptado, nunca igualado, por miles de taquerías en México.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma